Receta

receta

En caso de estado febril
Media cucharadita de sopa de sapo
Cortarse las uñas y revolver cuatro veces
para disolver las malas prácticas
Cojer con una pitonisa hasta deshidratarse
ojo eso sí con el mal de ojo
cuello de botella donde podría sufrir una recaída
muy importante jamás rociar aceite de jabalí
es malo para la salud
brinde por los caídos
llore sus muertos
hay que romper los maleficios de alguna manera
sepa Dios como
no estamos aquí para hacernos los santos
somos doctores tampoco hacemos milagros
salvo que deje un cheque en garantía
Rece dos padrenuestros un avemaría
tenga presente
el oficio de la precariedad es una moda no una enfermedad
paciente es aquel que se encomienda
el que hace frente al abismo
muchos de nosotros estabamos preparados
no por nada nos vacunaron ocho años

Ponga allá la inyección acullá el corazón
no eyacular sobre los muertos
malo para su futuro
perder el aliento automedicarse
sano es tomar la pastillita azul
y un trago de ron al seco
de seguro va a quedar como toro
experiencia inolvidable
lávese las orejas enjuague bien sus heridas
esta es una clínica decente
no como las del estado

Si yo fuera usted
cruzaría una cucaracha con un matapiojos
veamos qué es lo que sale
en esta habitación
garantizamos su bienestar
lo que no significa iremos a dejarlo
a la suite presidencial
pero tenemos lindas sábanas cortinas como nuevas
si usted fuera yo
debe seguir el procedimiento
-eso sí es inexcusable-
bata blanca zapato lustrado
sólo de esa manera podemos salvar el culo
basta con media porción de arroz con nada
vaso de agua y un yastá
tres sorbos del jarabe
verá como mañana ya puede levantarse
cómo el sol rasguña entre las nubes
al cobrar su seguro
santo-remedio.

Fracciones

1.

Hoy tengo mucho que decir
pero nada que escribir.

2.

Heredé una extraña manera
de ver las cosas.

3.

El papel en blanco:
“No tengáis miedo
de mirarlo a él”

4.

¿Y si tú no eres
quien dices ser?

5.

¿Cuántos pares
son tres pares?

Poema al azar 1

Fotograf�a al azar

Yo vengo a sacrificar mis pensamientos fracturados
que flotan en recipientes de diferentes cuerpos humanos
mis manos quieren quererte mi cabeza quiere pensarte
pero ya no estás más en la próxima vereda
donde transitan los perros desorbitados
lunas y contrastes que nos llevan en dirección a las explosiones
especie de rayos X que enceguecen las mentes del los incrédulos:

Yo te quiero ver leyendo una de esas Biblias vacías
pregonando cuestiones fundamentales
para y con los inútiles:
yo sabré como dominar los acantilados repletos de flores
como esos besos estampados

Dónde fue que depositaste tus cansancios fugaces
Tal vez no pueda encontrarlos todavía
en estos casos lo mejor es taparse los oídos
y caminar, caminar sin temor de los abismos
de sonrisas paralíticas, orgullo de orates verdes
o connotaciones de otros autobuses atrasados
donde cedes el asiento a los ancianos
y lees novelas de terroristas.

Yo vengo a sacrificar mis pensamientos predestinados
a lo inerte, al consumismo de la mala televisión ciega
donde la basura urbana es pan de cada día
y donde no es difícil predecir tus tormentas despernancadas.