Adiós en Abril

Las caídas hojas de abril marcan el camino.
La brisa matinal humedece el paso triste y anodino.
Pasa el viento inadvertido, tal como vino
arrastrando polvo que se lleva el destino.

Tu imagen de maestra y poetisa no es polvo del olvido.
Tu legado ha de quedarse en los anaqueles de la memoria,
en el templado corazón del tiempo vivido
y en los pletóricos anales de la gloria.

Maestra, no hay un adiós sentido,
sin el teñido dolor de despedida,
sin el temor a lo desconocido.

Tu enseñanza en el arte recibida
crece en el sembrado enriquecido,
con tu nombre, poemas y tu fuerza reconocida.

por Denis Osorio Sepúlveda
27 de Abril de 2008.

Anuncios

Ahí Va la Maestra

(A Eugenia Echeverría)

Ahí va
La maestra, la profesora
la educadora, la observadora.

La poetisa, la gran lectora
la cuentacuentos, la encantadora.

Ahí va
La consejera, la buena amiga
la dueña de casa, la gran señora.

La altiva, la distinguida
siempre tan digna, siempre erguida.

Ahí va
la Magnífica, la soñadora
la infinita, la voladora.

Ya se despide la madre de hombres
de muchos poetas, de muchos nombres

Gracias Eugenia, todo nos diste
sabiduría, lo que aprendiste.

Hija de América, tan decidida
toda esta gente, agradecida.