Por las Ramas

Que ganas tengo
de terminar este poema
sin irme por las ramas
mantener un único argumento
fundamentos sólidos
y también líquidos, no importa
pero comenzar con “A”
y no terminar en “Z”
(mucho menos en “B”)
mi situación es extremadamente desesperada
el señor lector comprenderá
que desconfío de mi sombra
sospecho incluso
de la lentitud de este lápiz
del vertiginoso y vulnerable
advenimiento de las ideas
que como los sueños se desvanecen.
Será sin duda tarea imposible
hablar de un solo tema
sin irme por las ramas
la poesía es una jungla
donde cohabitan innumerables animales y plantas
los simios se trasladan
de un árbol a otro
mientras las panteras acechan
su próximo banquete,
todo esto sucede mientras
el alerce el jabalí no se dan por enterados
y mis ideas comienzan a ser aquel fango
donde me encuentro atrapado braceando
sin esperar rescate de un safari desquiciado.

Que ganas tengo
de componer una melodía positiva
de recopilar un ejército de violines
para lucirnos en una sinfonía de vapor.
Qué ganas de escribir
por completo este poema
mientras el mundo se cae a pedazos

Qué sentido tendría
para la humanidad
la escritura de estos versos
acaso cambiaría el curso de las cosas
acaso alguien pagaría un centavo
por estas letras estériles
alguien podría llorar conociendo exactamente
la razón de sus lágrimas
o reír sabiendo el origen de su carcajada
acaso alguien podría entender
mi terrible desazón?
¿Quién es el ensimismado
el escritor o el transeúnte
el poeta o vuesa mercé?

Sigo avanzando
en este torbellino incesante
en este túnel oscuro
me sigo hundiendo
en el fango de mi escritura
gastando la tinta de mi lápiz
sin decir ni una cosa rescatable
sólo consigo irme por las ramas
jamás podré satisfacer mi necesidad
de mostrar mi naturaleza con claridad.

Yo escribo a título de nada
no sé por qué lo hago
mucho menos para quién.

Cuándo saldré de este túnel
avanzando en línea recta
en dirección a una luz rotunda
¿quién pisará los frenos?

Pero las ideas se suceden una tras otra
quizá piense en el momento
en que la sombra haga la revolución
del cuerpo
¿qué vamos a hacer entonces?
Probablemente, apagar el televisor.

Junto a mí hay una belleza insoportable
no puedo asegurar cuánto resistiré
me puedo conformar con escribir estas líneas torpes
y echarme a morir fácilmente
un hombre débil un hombre cobarde
el último eslabón de la cadena alimenticia de mi selva
el último peón del proceso productivo
la última hormiga.
Pero la última hormiga
se puede comer a un elefante.

No me recordarán.

Anuncios

4 comentarios

  1. Después de tanto tiempo, me decido a publicar aquí este poema.

    Tengo una necesidad imperiosa de dejar de hacer las cosas que tengo que hacer.

  2. Me gusta, es muy original 🙂

    Saludos!

  3. Es interesante eso de interpelar al lector directamente, mundodoc.

  4. Querido mundo.doc. veo que la poesía, la escritura te rinde….eso me gusta. Esperaba un nuevo texto tuyo. Me alegra que esté en marcha aunque, como tú dices, por las ramas. Un saludo, me voy de vacaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: